CONSTRUCCIÓN DE MARCA

¿Por qué se compran unas zapatillas Nike, Adidas o Puma?. La respuesta es: por la marca. Que un calzado sea de marca implica diseño, durabilidad, prestigio, …, en definitiva, CALIDAD. La marca evoca un montón de ideas y conceptos que nos hacen preferir un calzado de una marca determinada a otro cualquiera. La MARCA es el distintivo que acredita que la zapatilla posee los valores añadidos que hemos mencionado y que otras no tienen.

 

En las grandes obras se aplican diferentes métodos en pos de garantizar la calidad del producto final:

 

  • Aplicación de NORMATIVAS de obligado cumplimiento (Código Técnico de la Edificación, Ley de  Ordenación de la Edificación, …), que aseguran unos mínimos de seguridad, calidad, ...
  • Posesión de SELLOS DE CALIDAD de las empresas (AENOR, ISO 9001, …), que certifican la aplicación de sistemas y procesos que minimizan fallos en el proceso constructivo…
  • Intervención obligatoria de TÉCNICOS que proyectan, planean y supervisan los procesos constructivos

 

Si en este tipo de construcción, aún con todo lo anterior, los productos finales, a veces, no llegan a la calidad esperada, ¿qué nos podemos esperar en la pequeña y mediana construcción (reformas en viviendas particulares, comunidades de vecinos, …)?. En este tipo de obras se dan condicionantes que, a priori, son un hándicap importante para que el resultado tenga unos mínimos de calidad aceptables. 

Véase:

 

  • La escasa formalidad y seriedad en las relaciones mercantiles entre el interesado y ejecutor de la obra: falta de definición de los trabajos presupuestados, que imposibilitan compararlos con otros, inexistencia de contratos formales, impagos, incumplimiento de plazos, …
  • Carencia de profesionalidad y formación por parte de los ejecutores de trabajos, que redundan en obras mal realizadas.
  • Incumplimiento de los principios que garanticen la ejecución de los trabajos de forma segura.
  • Evitación de la intervención de técnicos para abaratar costes

 

La manera de asegurar que este tipo de trabajos, sobre todo los de rango medio, consigan unos niveles medios de calidad es que sean gestionados por TÉCNICOS ESPECIALISTAS EN CONSTRUCCIÓN (Arquitectos o Arquitectos Técnicos). Su intervención desde el inicio del proceso permitirá, en primer lugar,
seleccionar al ejecutor más ventajoso y, después, solventar realmente el problema. En definitiva, satisfacer los objetivos previstos a su justo precio.

 

Una vez decidida la intervención de un técnico, la manera de acreditar la calidad en una obra de construcción de rango medio es el VISADO PROFESIONAL del trabajo del técnico. El visado profesional:

 

  • Evita el intrusismo profesional, certificando que el técnico interviniente está habilitado y, sobre todo, cualificado para el desarrollo del encargo encomendado.
  • Acredita la corrección documental de los trabajos.
  • Somete a control deontológico (ética profesional) al profesional

 

Concluyendo, el visado profesional del trabajo de un técnico que interviene en proceso constructivo conlleva que este posee o poseerá una serie de valores añadidos que otro no tendrá. Es decir, el VISADO PROFESIONAL es un distintivo de calidad. Es una MARCA.

 

 

 


Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Alberto Sanchez Pescador